Viajar con niños a Oporto, Portugal.

Sus callecitas empedradas, los viñedos, bodegas y el Duero hacen que quieras viajar a Oporto con niños

Explorando Portugal - El primer día en Oporto

 

Oporto es una ciudad muy bonita, sus callecitas empedradas la hacen muy pintoresca y esto unido a los viñedos, las bodegas, y el Duero hacen que te maraville, por lo que no es de extrañar que este declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

Oporto es una ciudad para recorrerla andando, disfrutando al máximo de sus estrechas callecitas cargadas de historia. Aunque a veces hace falta una ayudadita y para ello hay muchas formas de desplazarse por la ciudad como tranvia, buses y elevadores, estos últimos al final de la tarde y si tienes que subir son geniales.

Iniciamos nuestro viaje en esta ciudad y lo primero que hicimos al llegar al aeropuerto fue buscar el tren para llegar hasta el hotel, es muy sencillo y todo esta muy bien señalizado. Lo único es que al comprar los boletos solo hay maquinas y al menos en nuestro caso no aceptaban billetes ni tarjetas de crédito, así que tuvimos que ir a buscar monedas.

Nos hospedamos en Easyhotel, es un hotel sencillo pero bien ubicado y para pasar un par de noches nos fue bien aunque si quieres que te limpien las sabanas tiene un coste extra, pero tiene wifi, el trato del personal es bueno y tiene lo indispensable.

Como teníamos que regresar a Barcelona desde Oporto, a la vuelta nos hospedamos en el Rivoli Cinema hostel es un estilo completamente distinto al easyhotel, hay mucho ambiente juvenil, todo estaba limpio, la cocina es grande y tiene de todo, nos prestaron cuna para la niña, organizan tours gratuitos a pie y esta bien ubicado, lo único malo es que el baño era compartido (cosa que odiamos no nos gusta mucho) y hacia mucho calor en la habitación, nos pusieron un ventilador pequeño pero no era suficiente.

Después de dejar las maletas y echar un vistazo al hotel iniciamos nuestro tour. Recorrimos las calles y monumentos de Oporto dejándonos guiar por la guia de 48horas de Oporto.net y por el destino, y digo el destino porque muchas veces cambiamos de plan al llegar al sitio, como el primer día en el que ibamos a visitar la catedral y un chico nos interceptó para ofrecernos un tour por la ciudad más un recorrido por las cavas que nos pareció interesante y lo tomamos.

Los sitios que nos gustaron para comer fueron:

Dentro del Mercado do Bolhao, todo estaba muy fresco y la verdad es que estaba muy bueno y bien de precio.

Comentarios

Me encanta esta hermosa familia viajera!

Añadir nuevo comentario