El tobogán del la Gran Muralla China en Mutianyu

Hay muchos tramos de la muralla China, unos más turísticos, otros más salvages, ... Nosotros en este artículo te vamos a hablar del tramos de Mutianyu, que es el que visitamos en nuestra visita a China con niños y que nos gustó porque para bajar de la muralla hay un tobogán de 3 kilometros que fue muy divertido.

El primer día en Pekin fuimos a conocer la ciudad prohibida y en la misma puerta nos ofrecieron varios tours de un día para ir a Mutinayú. Habíamos estado viendo en la guía que era uno de los tramos más chulos para visitar y el hecho que hubiera un tobogán gigante fue algo que nos llamó mucho la atención desde el principio. Así que no lo dudamos demasiado, negociamos un poco para que nos ajustara el precio y por menos de 30 euros al cambio teníamos un tour con coche privado para ir a ver la zona olímpica y Mutianyú.

Madrugamos para aprovechar el día y fuimos a ver la zona olímpica. Nos gustó mucho y posiblemente en algún momento hagamos un artículo sobre el tema, pero hoy lo que nos ocupa es la segunda parte del día y és la visita a Mutianyú. Para llegar a Mutianyú estuvimos como una hora y media en el coche y una vez ahí el guía nos compró la entradas. Las entradas incluyen la subida en telesilla y la bajada en el tobogán.

Sobre la subida comentar a aquellos que no han subido nunca en telesilla que se debe bajar sin dudarlo demasiado porque el telesilla no para. Y para aquellos que como Eric son un poco torpes despistados. Que vigilen sus mochilas porque las tiras se pueden quedar enganchadas en la silla y el telesilla no para ... Sólo fue un susto :S

La Muralla China nos encantó, había mucha gente pero nos fascinó la inmensidad del monumento y aún más que estuviera encima de una montaña. Fue mejor de lo que nos esperabamos, sin duda.

La bajada en el tobogán fue alucinante. Si quereis verla, la hemos puesto en el video a cámara rápida a partir del minuto 4 (más o menos). La cola fue un poco larga, unos 30 minutos, pero la espera valió la pena.

Te suben en un patinete con freno y te sueltan por el tobogán hecho de hierro. Hay dos modelos de patinete, los de un adulto y los de un adulto y un niño. Nosotros bajamos primero Eric y Laia en un patinete y después Cris en otro con la cámara. Durante el "descenso" por el tobogán de la Muralla China es vas pasando por debajo de estructuras metalicas en forma de tunel que dan una sensación de velocidad muy emocionante. También hay como guirnaldas que le da un toque de carrera-festiva que nos moló mucho.

Nos lo pasamos genial y fue uno de los recuerdos de Laia del viaje.

Si viajas a China con niños y vas a ver la Muralla China con niños, no dudes ir a la zona de Mutianyú y bajar por el tobogán porque los peques seguro que lo recordarán durante mucho tiempo.

Comentarios

No he estado nunca en China, pero me parece una experiencia increible la que nos narras, además para los niños tiene que ser muy especial el haber bajado por el tobogán de la muralla china, lo malo cómo dices, la cola. Besos

¡¡¡Conseguido!!!

Me encantaría viajar a China pero mi presupuesto ahora mismo no me lo permite jaja ya vendrán tiempos mejores. Pero me has dado demasiada envidia sana jaja, besos

Añadir nuevo comentario